El Tribunal Supremo destaca la importancia del compliance penal en las sociedades mercantiles a raíz de un delito de estafa de los trabajadores de una empresa que se conoció a través de una denuncia interna "Whistleblowing"

 09 de marzo de 2020. ( Sentencias )


Esta semana en Compliancers, traemos a colación la Sentencia del Tribunal Supremo en la que queda patente que a través de una denuncia interna se provoca la apertura de la investigación que desemboca en el descubrimiento de las operaciones que estaban realizando los recurrentes que causó el perjuicio económico que se ha considerado probado.



Como pone de manifiesto la citada sentencia, resulta pues, necesaria la correlación entre el programa de cumplimiento normativo en la empresa para evitar y prevenir los delitos cometidos por directivos y empleados ad intra, como aquí ocurrió con los tres empleados, a fin de potenciar el control interno y el conocimiento de directivos y empleados de la posibilidad de que dentro de su empresa, y ante el conocimiento de alguna irregularidad, como aquí ocurrió perjudica a la propia empresa.


De haber existido un adecuado programa de cumplimiento normativo, expone el tribunal casos como el aquí ocurrido se darían con mayor dificultad, ya que en la mayoría de los supuestos, el conocimiento de actividades, como las aquí declaradas probadas de estafa por los propios empleados a su empresa, cobrando comisiones de terceros, pese perjudicar a su propia empresa, y para beneficiarse ellos, no se hubieran dado, y no habría que esperar a que en este caso hubiera tenido que producirse una denuncia interna, como resulta de la prueba practicada frente a la oposición valorativa del recurrente, para depurar las responsabilidades penales; de ahí, la importancia de que en las sociedades mercantiles se implanten estos programas de cumplimiento normativo, no solo para evitar la derivación de la responsabilidad penal a la empresa en los casos de delitos cometidos por directivos y empleados, que serían los casos de ilícitos penales ad extra, que son aquellos en los que los perjudicados son terceros/acreedores que son sujetos pasivos por delitos tales como estafas, alzamientos de bienes, etc, sino, también, y en lo que afecta al supuesto ahora analizado, para evitar la comisión de los delitos de estafa, apropiación indebida y administración desleal, es decir, ad intra.



Puede consultar la sentencia completa aquí.


Volver a noticias